«

»

La historia del fundador de Netflix: Reed Hastings

Reed Hastings, fundador de Netflix

Reed Hastings, fundador de Netflix, producto de una multa por devolver una película fuera de fecha.

Revolucionar o no revolucionar, ese es el dilema. Pero cuando hablamos de Reed Hastings, no solo hablamos del fundador de Netflix, sino de un nuevo modelo de entretenimiento. ¿Nuevo? Sí… porque solo él supo mantener y llevar la industria audiovisual a todos los dispositivos electrónicos.

Y en los próximos días Netflix ya estará en 190 países nuevos, osea que podemos arriesgarnos a decir que en todo el mundo, excepto China, pero es solo una excepción que muy pronto, quizá a finales de año, podría darse por terminada cuando al país asiático llegue el servicio que cuenta con producciones como “House of Cards” o “Narcos”.

Fundador de Netflix

Imaginen que hace 20 años ustedes llegaban a su Blockbuster más cercano para alquilar una película, pasaban preocupados por devolver el título sin que les cobraran multa, además tenían rebobinar el casete y llevarlo en óptimas condiciones.

Hastings, como cualquier mortal, realizaba el mismo procedimiento que todos a la hora de alquilar sus películas favoritas, en esta ocasión, él había alquilado “Apolo 13”, en un local de Blockbuster, pero para su fortuna, no pudo devolverla a tiempo y le cobraron una multa de $40 dólares por darla fuera de fecha.

Quién iba a imaginar que su idea iba a terminar con las tiendas de vídeos más grande en su momento y que reinaría la televisión.

Así en 19997 creaba un servicio de suscripción de DVD. Allí iniciaba a gestarse el embrión de Netflix.

Los orígenes de Reed Hastings

Su papá era abogado de la administración de Richard Nixon, estuvo en el Cuerpo de Paz de EE.UU., trabajando como profesor de matemática en Suazilandia. Se graduó como ingeniero informático en la Universidad de Stanford y luego un posgrado en inteligencia artificial.

En 1991 fundó Pure Software, haciéndola pública hasta 1995, y dos años más tarde la vendió para crear una empresa de alquiler de películas ilimitada y por servicio de correo, que en 2007 alcanzaría su punto álgido con el Internet.

En 2015 a través de Internet produjo 42 mil 500 horas de televisión en contenidos propios en todo el mundo para sus 70 millones de clientes.

“La TV ahora es on demand, se ve en cualquier pantalla y los contenidos son personalizados”, dijo el ejecutivo en una ocasión.

La era de TV por Internet recién empieza y va evolucionar la industria, según sentencias del mismo Hastings. “Cuanto más contenido hay disponible en un formato sencillo y accesible en cuanto a su tarifa, más dispuesta está la gente a pagar por ello. La piratería nunca va a desaparecer del todo, pero sí está cayendo”.

Los pilares de su empresa son la innovación en el management, para el fundador de Netflix es muy importante darle a los empleados libertad y responsabilidad. La curiosidad y la innovación son pilares fundamentales.

“Por eso, todo lo que debo hacer es no impedirlo, eso es lo que pasaría creando reglas y procesos. La gente en Netflix hace un trabajo maravilloso y creativo porque tenemos muy pocas reglas y todas son flexibles”, aseguró el fundador de Netflix.