Con el dinero se puede hacer cualquier cosa, pero jamás se te ocurrió hacer esto…

Increíbles recreaciones con dinero y rostros de personas para evocar una ficción con las mitades de dos caras distintas unidas.