Castillo Hearst: El monumento a la prensa amarillista

Este debería ser considerado “El castillo de la prensa amarillista”. Se trata de un palacio construido por el magnate y periodista William Randolph Hearst, también empresario que llegó a ser dueño de 28 periódicos de circulación nacional en Estados Unidos que rezaban servilismo para el gobierno.

Sus medios fueron usados como instrumentos políticos y es recordado por el incidente de la guerra de Cuba en 1898, donde gracias a las publicaciones de sus periódicos se tensaron las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y España, propietaria de Cuba que en ese entonces era una colonia de este país europeo.

El objetivo de Hearst fue vender periódicos y a raíz de ello se le dio el mote a estas publicaciones de amarillistas y sensacionalistas, que se instituyeron también por la aparición de una viñeta llamada: “The Yellow Kid”, de donde se sacó el apodo por el color.

El Castillo Hearst da una idea del poder que este magnate llegó a tener con los gobiernos de facto, con quienes profesó una clase de servilismo al manejar tantos medios en Estados Unidos. Llegó incluso a realizar una campaña en contra de la Revolución Mexicana a través de sus impresos, ya que Hearst tenía tierras ahí y se veían amenazadas con este movimiento social que buscaba un levantamiento contra Porfirio Díaz y Victoriano Huerta, respaldados por los diarios del editor estadounidense.

Su vida privada es conocida por su ambición desmedida en poseer objetos materiales, compraba obras de arte las cuales ni siquiera legaban a salir de los envoltorios.

Según una de sus apasionadas historias cuentan que su amor, la actriz Marion Davies, gozó de los lujos de Hearst, quien trató de promocionarla en el cine. La leyenda urbana dice que en una fiesta privada en su yate encontró a Marion besándose con Charles Chaplin, a quien le disparó pero por error mató a Thomas Harper Ince, ocultando el incidente sin que hasta la fecha se haya esclarecido.

Hearst es considerado el primer empresario que le mostró al mundo que existe el cuarto poder y que son los medios de comunicación.

Las siguientes imágenes son del castillo que construyó William Hearst. Está situado en San Simeón, California con vista al Océano Pacífico entre Los Ángeles y San Francisco. Son 160 kilómetros cuadrados con 56 habitaciones, 61 baños, 19 salones, jardines, piscinas, pistas de tenis, un cine, aeródromo y también ostenta el récord al zoológico privado más grande del mundo. Ahora es un Edificio Histórico Nacional, luego de que la Hearst Corporation donara el inmueble al estado de California.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...