Descubren caso de hombre que despertó un día hablando sueco

Michael Boatwrith apareció en un hotel de Estados Unidos sin memoria y hablando sueco.

Con 61 años revolvió al mundo una mañana que se despertó en un hotel sin recordar nada de su vida y sin saber cómo, hablaba sueco.

Michael Boatwright fue encontrado inconsciente en su habitación en un motel de California con documentos personales. Médicos y trabajadores sociales no lograron contactar a la familia. Las primeras huellas de este hombre señalaban que vivió en Suecia entre 1981 al 2003.

Por medio de una traductora, Boatwright manifestó frustración por no poder reconocer nada. “El hecho de no conocer, no reconocer a nadie a veces me pone muy triste, a veces me enfurece”, manifestó a los medios de comunicación. “Creo que recuerdo aquellas cosas porque son de un tiempo en el que me sentía seguro y tranquilo, mi psiquiatra está de acuerdo con mi teoría”, dijo Boatwright, quien fue detectado con “amnesia global transitoria”, provocada por un trauma físico o emocional que puede durar varios meses.

Su hermana, Michelle Brewer, dijo que no había hablado con él durante años y que un día de la nada había desaparecido. “Siempre ha sido un trotamundos, venía cuando necesitaba dinero u otra cosa y volvía a desaparecer”, manifestó Michelle.

Lo cierto es que Michael aprendió a hablar sueco por medio de una novia que tuvo en Suecia hace 30 años de nombre Eva Espling, quien dijo a los medios que los dos querían casarse pero él la dejó. “No tenía paz en su interior y la buscaba en el mundo, creo que la encontró en mí y en mi familia”, dijo la mujer.

Aunque quedan partes por resolver de este interesante caso, no se sabe sobre su vida en Asia ni de Hong Kong.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...