La Operación Crossroads

La Operación Crossroads (Encrucijada) fue una serie de pruebas nucleares realizadas por los Estados Unidos en el Atolón Bikini durante el verano de 1946. La serie consistió en dos detonaciones, cada una con una potencia de 21 kilotones.

Los objetivos de estas pruebas era, en primera instancia, determinar el efecto de la aplicación de una explosión atómica sobre una flota de buques de guerra considerados como capitalship. Para ello se utilizaron diversos tipos de buques de guerra de Estados Unidos cuyo costo de reparación era muy oneroso, también fueron usados buques de guerra japoneses y alemanes a flote. En total se reunieron para la prueba unos 90 buques. El segundo objetivo era una demostración indirecta del poder militar por parte de los EE.UU hacía la Unión Soviética én los preámbulos de la Guerra fría. La zona de prueba elegida fue el Atolón de Bikini, en las islas Marshall, este lugar no tenía importancia en el Pacífico ya que sus habitantes fueron reubicados en las contiguas islas de Rongerik, Killy y Asó.

La bomba de la prueba Able fue detonada a una altura de 158 metros el 1 de julio de 1946 desplegada desde un bombardero B-29. El material fisionable era el tristemente famoso Núcleo del Demonio, una esfera de plutonio que generó dos accidentes nucleares el 21 de agosto de 1945 (que mató al físico estadounidense Harry K. Daghlian, de 24 años) y el 21 de mayo de 1946 (que mató al físico canadiense Louis Slotin, de 35 años).

La segunda bomba de la prueba, Baker, detonó a 27 metros por debajo de la superficie del mar el 25 de julio de 1946, levantó dos millones de litros de agua y alcanzó una altura de 6.000 m. Estas pruebas fueron la cuarta y quinta detonación nuclear de la historia, tras la prueba Trinity y los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Fueron las primeras pruebas llevadas a cabo en las islas Marshall, y también las primeras en ser públicamente anunciadas antes incluso de su conclusión. Una tercera prueba, llamada Charlie fue anulada debido a la elevada contaminación radiactiva producida por la prueba Baker. Una posterior serie de pruebas se llevaron a cabo en el marco de la Operación Sandstone.

La primera prueba Able, detonó a 150 m de altura, en un radio de 800 m del epicentro se hundieron inmediatamente tan solo un destructor y dos buques transportes, otro destructor resultó volcado, más tarde se hundió un crucero. El 10% de los cerdos murieron en la prueba y el 30% resultaron con lesiones fatales. La segunda prueba Baker hundió 5 buques mayores incluido el USS Saratoga (CV-3) y 3 submarinos más junto con otras unidades menores. La emisión de radioactividad en el agua fue de tal magnitud que los inspectores no pudieron acercarse a las unidades sobrevivientes por una semana. Curiosamente el Nagato no se hundió de inmediato sino que varios días despúes a causa de fisuras no detectadas en el casco.

El atolón de Bikini se intentó poblar en 1968; pero los índices de radiación eran 11 veces por sobre el nivel normal de seguridad y fueron despobladas. El atolón recién se pudo repoblar en forma segura en 1978 y se declaró Patrimonio de la Humanidad. Estados Unidos hasta hoy ha pagado a los 4.000 descendientes de los nativos de las islas unos US.$ 1,000,000,000 por conceptos de indemnización.

En 1997, una organización la OEA recomendó no usar la isla como asentamiento humano debido a la presencia de Cesio radioactivo en la capa vegetal cultivable de la isla. Como resultado de estas pruebas, la Unión Soviética suspendió las relaciones con los aliados iniciando la Guerra fría entre oriente y occidente y una acelerada carrera armamentística nuclear. Ambos bloques serían luego representados por la OTAN y el Pacto de Varsovia respectivamente.

También te podría gustar...