Las cartas de suicidio más sorprendentes de la historia

Los suicidas tratan de dejar un rastro atrás que explique los motivos del por qué han decidido quitarse la vida, algunos tienen rasgos deprimentes y otros no encuentran el significado de la vida por lo que provocan su muerte. Entre los casos está Mitchell Heisman, quien dejó un libro entero como carta de suicidio. El cantante de la banda “Mayhem“, Per Yngve Ohlin, apodado “Dead” se infligió heridas antes de morirse y aunque parecía que alguien lo había matado, en su carta dejó explícito que él mismo se quitó la vida.

En 1954 John Thomas Doyle se suicidó porque le dolía una muela. Adolf Hitler se quitó la vida junto a su mujer antes de que fuera derrotado, dejando también una carta de suicidio. Hunter S. Thompson, creador del género periodístico “Gonzo”, dejó una carta en la que explicó su muerte, “esto no va a doler…” decían sus letras. Luego está el cantante Kurt Cobain y el fundador de “Kodak” George Eastman.

Lee las cartas completas:

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...