Serpiente decapitada se muerde a sí misma

En Huntsville, Alabama, una serpiente decapitada se dirige a morder su propio cuerpo después de que ha perdido su cabeza. Al parecer el reptil venenoso (o, de hecho, su cabeza) ataca por instinto, mientras que su cuerpo se retuerce alrededor en reacción a la mordida. Muchas serpientes tienen reflejos que duran horas después de su muerte, parecido a las cucarachas que pueden “vivir” hasta una semana después de ser decapitadas.

También te podría gustar...