Quemaduras de la Piel (Guía para identificarlas, primeros auxilios y prevención)

Desafortunadamente las quemaduras son uno de los accidentes más comunes que suceden dentro y fuera del hogar, sobre todo en niños. Es por eso que les traemos esta breve guía sobre el manejo que se debe tener ante una lesión de este tipo previo a acudir con los profesionales en salud. 

Tipos de quemaduras que existen

Existen tres niveles de quemaduras:

  • Quemaduras de primer grado: afectan sólo la capa exterior de la piel (epidermis) y causan dolor, enrojecimiento e inflamación.
  • Quemaduras de segundo grado: afectan tanto la capa externa como la capa subyacente de la piel (dermis y epidermis), produciendo dolor, enrojecimiento, inflamación y ampollas.
    • Quemaduras de tercer grado: se extienden hasta tejidos más profundos (tejido celular subcutáneo, tejido adiposo, músculos e incluso hueso), produciendo una piel de coloración blanquecina, oscura o carbonizada que puede estar entumecida.

Quemadura de 1er. grado por exceso de exposición al sol.

Quemadura de 2do. grado. Nötese las ampollas sin reventar.

Quemadura de 2do grado. Vean la piel debajo de unas ampollas reventadas.

Quemadura de 3er. grado. Piel carbonizada, tejidos profundos afectados.

Consideraciones que se deben tener en general

      • Antes de administrar los primeros auxilios, evalúe la extensión de las quemaduras de la persona y trate de determinar la profundidad de la parte más seria de la quemadura; luego, trate toda la quemadura como corresponde. Al administrar los primeros auxilios antes de recibir ayuda médica profesional, se puede ayudar a disminuir la gravedad de la quemadura. La atención médica oportuna para quemaduras graves puede ayudar a evitar la cicatrización, discapacidad y deformaciones.
      • Las quemaduras en la cara, las manos, los pies y los genitales pueden ser particularmente graves.
      • Los niños menores de 4 años y los adultos de más de 60 años tienen una mayor probabilidad de complicaciones y morir a causa de quemaduras graves.
      • En caso de un incendio, usted y otras personas que estén allí están en riesgo de intoxicación por monóxido de carbono (además de quemarse), por lo que cualquier persona con dolor de cabeza, entumecimiento, debilidad o dolor torácico debe ser examinada para descartar quemaduras internas por aspiración de aire incandescente y para estabilizar una posible intoxicación con este gas producido en los incendios.

Principales causas de las quemaduras

Las quemaduras pueden ser causadas por diferentes procesos: por calor seco (como el fuego), por calor húmedo (como vapor o líquidos calientes), por radiación, fricción, contacto directo con objetos calientes, por el sol, electricidad (como tocar un cable de alta tensión) o sustancias químicas (como aspirar vapores de ácidos fuertes como el ácido sulfúrico).

Las quemaduras térmicas son las más comunes y ocurren cuando metales calientes, líquidos hirvientes, vapor o llamas entran en contacto con la piel. Suelen ser producto de incendios, accidentes automovilísticos, juegos con fósforos, gasolina mal almacenada, calentadores y mal funcionamiento de equipos eléctricos. Entre otras causas, se puede mencionar el mal manejo de petardos y los accidentes en la cocina, como puede suceder cuando un niño se sube a una estufa o toma una plancha caliente.

Las quemaduras de las vías respiratorias pueden ser causadas por inhalación de humo, vapor, aire sobrecalentado o vapores tóxicos, a menudo en espacios poco ventilados.

Quemadura Eléctrica. Luego de tocar un cable de alta tensión.

Quemadura química.

Quemadura de la vía aérea. Note quemado cuello y cara.

Síntomas y Manifestaciones Físicas de las Quemaduras

      • Ampollas (es lo más común en las quemaduras por calor o térmicas, pero en otros tipos de quemadura, como la eléctrica, la piel parece intacta)
      • Dolor (el grado de éste no está relacionado con la gravedad de la quemadura, de hecho, las quemaduras más graves pueden ser indoloras ya que destruyen los nervios).
      • Peladuras (erosiones) en la piel.
      • Enrojecimiento de la piel.
      • Shock: se debe observar si hay palidez y piel fría y húmeda, debilidad, labios y uñas azulados y disminución de la capacidad de estar alerta. Esto sucede con las quemaduras que son muy extensas o en varias partes del cuerpo. El Shock se da por la péridad de líquidos (deshidratación), que lleva a una baja en la presión arterial que puede ser mortal.
      • Inflamación (sobre todo en las áreas afectadas y alrededores)
      • Piel blanca o carbonizada

Los síntomas de una quemadura en las vías respiratorias son:

      • Boca carbonizada, labios quemados
      • Quemaduras en la cabeza, cara o cuello
      • Sibilancias (sonido parecido a un silbido que hacen al inhalar y exhalar)
      • Cambio en la voz (ya sea ronca o aguda, se da por quemadura de las cuerdas vocales)
      • Dificultad al respirar, tos
      • Pelos de la nariz o de las cejas chamuscados
      • Moco oscuro o con manchas de carbón

Primeros auxilios

PARA QUEMADURAS DE PRIMER GRADO:

      1. Si no hay rupturas en la piel, deje correr agua fría sobre el área de la quemadura o sumerja el área en agua fría, pero no helada, durante por lo menos cinco minutos (mejor si son 10 minutos seguidos). Una toalla limpia, húmeda y fría también ayuda a reducir el dolor.
      2. Calme y bríndele confianza a la persona.
      3. Luego de lavar o remojar en agua por varios minutos, cubra la quemadura con un vendaje estéril o con un trozo de tela limpio.
      4. Proteja la quemadura de presiones o fricciones.
      5. Los medicamentos para el dolor que no necesitan receta médica, como el ibuprofeno o el paracetamol (acetaminofén), se pueden utilizar para aliviar el dolor, a la vez que pueden ayudar a reducir la hinchazón. NO le dé ácido acetilsalicílico (aspirina) a niños menores de 12 años NUNCA. Una vez que se enfríe la piel, una loción humectante también puede servir.

PARA QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO:

      1. Las quemaduras menores suelen sanar sin tratamiento adicional. Sin embargo, en el caso de quemaduras de segundo grado que cubran un área de más de dos o tres pulgadas en diámetro (5 a 8 cm), o si el área quemada es en la manos, pies, cara, ingles, glúteos o una articulación importante (como la rodilla, el como, hombro o cadera), trátela como si fuera una quemadura grave.
      2. SIEMPRE SE DEBE VERIFICAR que la persona esté al día con la vacuna antitetánica.

PARA QUEMADURAS DE TERCER GRADO:

      1. Si alguien se prende fuego, dígale que se detenga, se tire al suelo y ruede. Envuelva a la persona con un material grueso para apagar las llamas (un abrigo, una alfombra o una manta de algodón o lana) y rocíela con agua.
      2. Llame al número local de emergencias INMEDIATAMENTE.
      3. Cerciórese de que la persona ya no esté en contacto con materiales ardientes. ¡JAMÁS! TRATE DE QUITAR las ropas quemadas que estén pegadas a la piel, SOLO EMPEORARÁ LA LESIÓN.
      4. Verifique que la persona esté respirando. Si la respiración se ha detenido o si las vías respiratorias están bloqueadas, intente abrirlas con su mano y una linterna que le guíe con su luz. De ser necesario, comience a administrar respiración artificial y RCP (Resucitación Cardio-Pulmonar) ver al final.
      5. Cubra el área de la quemadura con un vendaje estéril, húmedo y frío (si lo hay) o una pieza de tela limpia. Una sábana puede servir si el área de la quemadura es muy extensa. EN QUEMADURAS SEVERAS NO APLIQUE ungüentos y EVITE REVENTAR cualquier ampolla causada por la quemadura, esto solo facilita que hayan infecciones severas.
      6. Si los dedos de las manos o de los pies sufrieron quemaduras, sepárelos con compresas secas, estériles y no adhesivas. (como vendas, gasas o pedazos de tela, NUNCA CON ALGODÓN!)
      7. Eleve el área quemada por encima del nivel del corazón y protéjala de presiones y fricciones.
      8. Continúe observando los signos vitales (estado de consciencia, presión arterial, frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria y pulsos en manos o pies) de la persona hasta que llegue asistencia médica.

¿Qué no se debe hacer en las quemaduras graves?

      • NO aplique ungüentos, mantequilla, hielo, medicamentos, cremas, aceites en aerosol ni cualquier otro remedio casero en las quemaduras graves.
      • NO respire, sople ni tosa sobre la quemadura.
      • NO toque la piel muerta o ampollada.
      • NO retire la ropa que esté pegada a la piel.
      • NO administre nada a la persona por la boca (vía oral) si hay una quemadura grave.
      • NO sumerja una quemadura grave en agua fría, pues esto puede causar SHOCK.
      • NO coloque una almohada debajo de la cabeza de la persona si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.

¿Cuando llamar a los paramédicos?

      • Cuando la quemadura es extensa (del tamaño de la palma de la mano o más grande).
      • Cuando la quemadura es grave (de tercer grado).
      • Cuando no esté seguro de la gravedad de la quemadura.
      • Cuando la quemadura es causada por sustancias químicas o electricidad.
      • Cuando la persona muestra signos de shock:
        • Inconsciente, que no responde ni a estímulos dolorosos.
        • Presión Arterial menor de 90/60 mmHg.
        • Frecuencia Respiratoria menor de 12 respiraciones por minuto en adultos y menor de 20 respiraciones por minuto en niños.
        • Frecuencia Cardiaca menor de 60 latidos por minuto en adultos y menor de 100 latidos por minuto en niños.
      • Fiebre o Temperatura superior a 39ºC oral, ó >38.5ºC en oído, ó >39.5ºC rectal.
      • Cuando la persona inhaló humo/s.
      • Cuando se sospecha o se sabe que la quemadura se debe a maltrato físico.
      • Cuando se presentan signos de deshidratación como sed excesiva, piel seca, mareo, confusión o disminución de la micción. Los niños, las personas de edad avanzada y cualquier persona con un sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, por VIH) también deben ser examinados de inmediato.

Algunas medidas para ayudar a prevenir las quemaduras:

      • Instale alarmas de humo en el hogar. Revise y cambie las baterías regularmente.
      • Enseñe a los niños las medidas de seguridad adecuadas en caso de incendio y el peligro que ofrecen la manipulación de fósforos y juegos pirotécnicos.
      • Evite que los niños trepen a la estufa o tomen objetos calientes como planchas y puertas de los hornos.
      • Voltee los mangos de las ollas hacia la parte posterior de la estufa, de tal manera que los niños no puedan tomarlas y que no puedan ser volcadas accidentalmente.
      • Coloque extintores de incendios en lugares claves en la casa, el trabajo y la escuela.
      • Retire las cuerdas eléctricas de los pisos y manténgalas fuera de alcance.
      • Conozca y ensaye rutas de escape en caso de incendio en casa, en el trabajo y en la escuela.
      • Gradúe la temperatura del calentador de agua a 120º F (50º C) o menos.

También te podría gustar...