La historia de los zapatos

Es casi imposible no fallar en asegurar que al momento de leer estas líneas a pocos metros tuyos se encuentran un par de zapatos, esa pieza fundamental que desde la prehistoria ayudó a que el hombre más primitivo caminara tantos kilómetros y se expandiera en toda la Tierra.

El primer zapato de la historia

Este es el primer zapato de la historia encontrado en Estados Unidos.

Esencialmente sirve para proteger los pies, no solo para caminar, sino también para realizar múltiples tareas. Ahora son piezas importantes del ornamento corporal y en algunos casos se consideran obras de arte, con largas listas de fetichistas que llegaron a serlo gracias a la evolución de este objeto a lo largo de la historia.

El primer zapato encontrado

Fue hallado en Estados Unidos, es una sandalia que data del 7 mil antes de Cristo. Pero fue hasta el 3 mil 500 cuando se empezó a usar el zapato fabricado con cuero.

Empezaron siendo simples bolsas de pie de cuero que los cubría para evitar el contacto directo y dañino con piedras o escombros y más tarde se hicieron para evitar el frío.

A partir de la Edad Media, se empezaron a utilizar diferentes materiales para que se adaptaran mejor al pie.

Europa

El zapato en Europa alrededor del siglo XVII se convirtió en una señal de nobleza. Los artistas crearon zapatos de nuevos estilos para sus patrones y hasta la mitad del Siglo XX con los avances tecnológicos, se empezaron a usar nuevos materiales, pero los de mejor calidad se seguían haciendo a mano y usando el cuero.

Las partes de un zapato

Las partes de un zapato varían de un tipo a otro, pero los más importantes son:

  • Suela: Parte trasera del zapato que hace contacto con el suelo.
  • Plantilla: Colocada en el interior del zapato y que separa el pie de la parte inferior del calzado, sirve para proteger la zona interior del zapato. Ayuda a reducir el impacto del pie con el suelo.
  • Tacón: Parte trasera que levanta el zapato. Ayuda al talón del pie, pero en las mujeres este recurso suele incrementarse con fines ornamentales y motivos de moda para parecer más altas.
  • Empeine: La parte superior que sirve para sujetar el pie, como las chanclas y sandalias. Todos tienen que tener este elemento.
  • Lateral: La parte de los lados que cubre al pie en algunos casos.

Tipos de zapatos

De hombre

  • Oxfords: Empeine en forma de “V”, con cordones cosidos a ellos.
  • Derbys: Cordones atados a dos piezas distintas de cuero, independientes del empeine.
  • Mocasines: No tienen ningún tipo de ayuda para cerrar el zapato, pero en ocasiones tiene bandas elásticas.
  • Hebillas: No tienen cordones, sino hebillas o velcros.

De mujer

  • Tacones: Altos a partir de los 5 centímetros de altura, kitten heel, debajo de los 5 y los catones de stilletto, de tacón de aguja.
  • Mules: No tienen ningún agarre en la parte trasera del zapato.
  • Tiras: Solo tienen una tira trasera en el zapato que se agarra por la pierna.
  • Bailarinas: Planos que se usan en verano y suelen dejar el empeine de nuestros pies al aire libre.
  • Plataformas: Zapatos que tienen una suela elevada para ganar más altura.
  • Botas: Zapatos largos que sobrepasan los tobillos y pueden cubrir todas las piernas.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...