Historia de Chucky, película basada en hechos reales

La película de Chucky, el muñeco diabólico, está basada en una historia que contiene hechos reales, está entre las 10 películas de miedo basadas en sucesos de la vida real.

Historia real de la película Chucky

La película de Chucky, el muñeco diabólico, está basada en hechos reales.

Además es una de las películas de terror que más miedo ha infundido a finales de la década de los ochenta y noventas. Se convirtió en uno de los disfraces más populares y un referente cinematográfico para las fechas de Halloween.

Historia de Chucky

Un asesino, Charles Lee Ray es herido de muerte por la policía y mientras intenta escapar su alma se transfiere a la de un muñeco popular que está en una juguetería, en donde se protege por el tiroteo de los agentes. Después, el niño Andy, compra ese muñeco, que se manifiesta con vida con el intento de vengarse de los que provocaron su muerte, buscando poseer al niño y tener el cuerpo de Andy.

Los hechos reales

La película fue inspirada en los sucesos que atormentaron a un niño a principios del siglo XX en Florida, su nombre era Robert Eugene Otto, que terminó siendo un artista de grande envuelto en la siguiente historia.

El punto de partida es cuando Robert de niño recibe un muñeco hecho a mano, el cual se convirtió en su amigo inseparable al cual llamó igual que él, Robert. Los padres de Eugene con el tiempo se dieron cuenta que su hijo solo pasaba platicando con su muñeco de trapo, hasta que empezaron a suceder cosas extrañas.

Objetos que se movían solos y se rompían contra las paredes y cuando los padres preguntaban a Eugene por aquellos eventos, respondía “Fue Robert mamá”.

Con el paso del tiempo Eugene se convirtió en adulto, un pintor destacado que decía que su talento se lo debía a Robert, el juguete que todavía guardaba, hasta que se casó con su novia Anne, a quien le presentó la fuente de su inspiración, el muñeco Robert.

Anne pidió a Eugene que guardara aquel muñeco en el ático de la casa, pero su ahora esposo cambió su comportamiento, diciendo que a Robert no le gustaba vivir en el ático y que se enojaba cada vez más por estar ahí. Así que sin importar la molestia de Anne, Eugene llevó a Robert a un cuarto de visitas, donde los vecinos empezaron a quejarse de que el muñeco se asomaba a las ventanas y asustaba a sus hijos que iban a la escuela.

Incluso un plomero que trabajaba en ese cuarto de la familia, salió corriendo cuando Robert se le acercó y lo asustó con una risa burlesca.

Eugene murió y la casa fue comprada por otra familia, donde una niña encontró aquel muñeco el cual adoptó como propio. Robert se levantaba solo de la cama, provocando los gritos de la niña que entró en pánico, los padres de la pequeña se levantaron y corrieron a su cuarto, pero éste tenía llave y estaba trabada, luego del acontecimiento la niña dijo que el muñeco había trabado la puerta y que había intentado matarla.

Robert, el muñeco diabólico

Este objeto es una pieza de museo, se encuentra en Florida y aún los trabajadores de este lugar, dicen que el muñeco está poseído y que han visto cómo se mueve.

Para que uno de los visitantes pueda tomarse una foto con él, debe pedirle permiso primero y esperar a que este asienta con la cabeza, de lo contrario puede llevarse la maldición de Robert.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...