Síntomas que podrían prevenirte el cáncer

Muchos de los síntomas de esta lista son los dolores y molestias cotidianas más comunes que tienen las personas que no saben que tienen cáncer (por la falta de conocimiento) Pero es importante estar en sintonía con lo que tu cuerpo te está diciendo.

Si estas experimentando uno o más de estos síntomas con regularidad, lo más pertinente sería acudir con un médico lo más pronto posible, pues la detección temprana es importante, ya que puedes salvar tu vida.

Dolor:

Bien, el dolor puede tener muchas causas. La gente tiene dolores de cabeza y dolores de espalda todo el tiempo sin problemas de salud graves, pero los dolores de cabeza persistentes pueden ser una señal temprana de cáncer cerebral y el dolor de espalda puede ser un signo de cáncer de ovarios o de cáncer rectal. Si comienzas a experimentar algún dolor persistente, consulta a un médico.

Fiebre:

Una fiebre persistente puede ser un signo temprano de cáncer de la sangre como la leucemia o el linfoma. Si experimentas fiebre persistente, debes consultar a un médico, incluso si no es cáncer, sigue siendo un signo alarmante.

Fatiga:

Fatiga constante que no se alivia con el reposo puede ser un signo de cáncer. Este es un asunto difícil, porque muchas personas sienten fatiga por razones completamente diferentes. Pero si comienzas repentinamente a sentirte cansado todo el tiempo, debes consultar a tu médico para asegurarte de que no es algo serio.

Pérdida de peso inexplicable:

La pérdida de peso es una cosa buena, ¿verdad? Bueno, pues no siempre. Si estas perdiendo peso porque estas a dieta o por estar haciendo ejercicio, enhorabuena pues es el resultado de tu esfuerzo. Pero si estas perdiendo peso sin cambio en tus hábitos, se trata de una pérdida de peso inexplicable y puede estar asociada con varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de páncreas y del estómago.

Tos persistente:

Si notas una tos o ronquera que simplemente no desaparece, podría ser un signo de cáncer de pulmón o cáncer de laringe. Es más probable que estes experimentando alergias estacionales o algo similar, pero siempre debes consultar a un médico por si acaso.

Indigestión o dificultad para comer:

Si tienes problemas para comer, deglutir o digerir los alimentos, es posible que pudieras tener cáncer del esófago o el estómago. Pero no debes preocuparte demasiado acerca de esto, pues la mayoría de las personas que sufren de indigestión no tienen cáncer.

Bultos en el Cuerpo:

Si encuentras bultos en tu piel, podría ser un signo de cáncer. Debes tener especial cuidado con los bultos en los pechos, testículos o los ganglios linfáticos cercanos. No te asustes si encuentras bultos en los brazos, piernas u otras partes del cuerpo, puesto que sólo podrían ser quistes sebáceos inofensivos.

Sangrado inusual:

Si comienzas a experimentar sangrados anormales, podría ser un síntoma de cáncer. Tos con sangre puede significar cáncer de pulmón, sangre en las heces puede significar cáncer de colon o rectal, sangre en la orina puede significar cáncer de vejiga, sangrado vaginal persistente puede significar el cáncer cervical, y la sangre saliendo del pezón puede significar cáncer de mama.

Cambios en la función de la vejiga:

Si notas dolor al orinar, sangre en la orina u otros cambios, como la necesidad de ir más a menudo, estos pueden ser síntomas de cáncer de vejiga o de próstata. Siempre debes compartir estos cambios con tu médico.

Cambios en las funciones intestinales:

Si descubres un cambio a largo plazo en la función intestinal, como diarrea o estreñimiento persistente, puede ser un síntoma de cáncer de colon. puedes detectarlo a tiempo con una colonoscopia.

Heridas que nunca sanan:

(Esta me pareció graciosa, pero las heridas sentimentales no cuentan, tómenlo en cuenta) Si tienes un dolor o llagas que no parecen sanar de ningún modo, debes consultar a un médico de inmediato. Las llagas dentro de la boca pueden ser signos de un cáncer oral, y úlceras en la piel pueden ser un signo de cáncer de piel.

Cambios en la piel:

Si notas cualquier cambio en una verruga o lunar en tu cuerpo, o cualquier otro cambio en la piel, esto podría ser un signo de melanoma, también conocido como cáncer de piel. Consulta a un médico o dermatólogo de inmediato, pues el melanoma puede tratarse fácilmente si se detecta a tiempo.

Manchas blancas dentro de la boca:

Los fumadores y consumidores de tabaco debemos tener especial cuidado con esto: las llagas dentro de la boca o en la lengua que no desaparecen puede ser un signo de la leucoplasia, que conduce al cáncer de boca. Si los ves, es momento de ir con un doctor de inmediato.

Otros cambios importantes:

Si notas cualquier otro cambio importante en la forma en que funciona tu cuerpo o bien en como te sientes, debes consultar a un médico, especialmente si los cambios persisten o empeoran. Puede que no sea cáncer, pero cualquier cambio importante en el organismo es digno de preocupación.

También te podría gustar...