Lee Kuan Yew “de la nada” hizo a Singapur un país rico

Por supuesto que no solo Lee Kuan Yew es el involucrado de haber convertido a Singapur en uno de los países más ricos de la nada. Tuvo a su alrededor personas que lo acompañaron en una gesta difícil y que será recordada en la historia. Yew es denominado el “creador del milagro económico”.

Lee Kuan Yew

Lee Kuan Yew, levantó a Singapur para convertirlo en uno de los países más ricos. Foto: Twitter.

En 1923 nació, para precisar la fecha en que fue parido, el 16 de septiembre. Su familia era china, adinerada, por lo que pudo estudiar en Londres y luego regresar a su país para convertirse en defensor de la independencia y fundó el Partido de Acción Popular (PAP).

Su conducta era autoritaria y siempre se le criticó por su modelo de accionar, bastante controvertido, pero todos los expertos coinciden en algo: que Lee Kuan Yew es el hombre que convirtió al país en una mina de oro, con una de las rentas per cápita más altas del planeta y una tasa baja de criminalidad.

La historia

Yew fue durante 31 años el primer jefe de Gobierno de Singapur y tuvo que empezar con casi nada a construir el país, que además se encontraba dividido entre chinos, malayos e indios.

La medida que usó fue el sentido de la propiedad, instaló en la identidad de Singapur el sentido de la propiedad, el cual “es vital para nuestra sociedad, que carece de raíces profundas”, según las mismas palabras de Lee.

Promovieron acceso a la vivienda y liquidaron los suburbios, en respuesta, Kuan Yew esperaba que los ciudadanos estuvieran vinculados con sus hogares y que pagaran incluso con sus vidas el respaldo que el Gobierno les permitía, pero lo que más esperaba Yew, que los ciudadanos fueran más exigentes a la hora de elegir a los políticos.

Aunado a todo ello, se promovió el ahorro, la inversión, se mantuvo la inflación y los impuestos bajos, la moneda se estabilizó, entraron mayores divisas y se garantizó una educación alta y se desarticuló la corrupción.

Los valores de los asiáticos

Lee Kuan Yew criticó el deterioro moral de la democracia occidental, por ello difundió los valores orientales, basados en trabajo y mucha disciplina.

La inversión extranjera fue un factor clave para el desarrollo. No aceptaba los valores de los occidentales, pero apoyó el uso del inglés como idioma de comunicación, ello aumentó el atractivo para inversores internacionales, cuya llegada coadyuvó a mantener un nivel bajo de corrupción.

Críticas a Lee Yuan Yew

No todo era color rosa para el líder. Fue acusado por varias organizaciones de Derechos Humanos por gobernar con estricto carácter de “mano de hierro”, además se le denunciaba por intervenir en la vida privada de los ciudadanos. En respuesta a las acusaciones sobre su intervención, respondió: “Si no lo hiciera, no estaríamos aquí. Y lo digo sin el menor remordimiento, no habríamos hecho tal progreso económico si no hubiéramos intervenido en asuntos muy personales”. (1987)

No digo que todo lo que hice estuviera bien. Sin embargo, todo lo que hice tuvo un propósito honesto.

                                                                                            Lee Kuan Yew

Su vida terminó el pasado domingo 22 de marzo de 2015. Siempre será recordado en Singapur, con odio o con amor.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...