Lluvia de Estrellas: Las Dracónidas 2013

Las Dracónidas son una lluvia de estrellas, que siguen en calendario a las Perseidas, cuyo origen está en el cometa periódico 21P/Giacobini-Zinner. Sucede cada año, en los primeros días de octubre: siendo entre las noches del 8 al 10, más destacables.

 

lluvia de estrellas

Las dracónidas son observables en las primeras horas del atardecer, en áreas con cielos despejados y oscuros. Esta lluvia de estrellas puede ser observada desde todo el hemisferio norte, zona ecuatorial y hasta la latitud -10º S (aparece en el horizonte norte, y su radiante principal está en la cabeza del Dragón de donde las estrellas parecen partir o radiar). En 1933 y 1946, hubo tormentas de miles de meteoros de las Dracónidas. Concretamente se llegó a contabilizar en 1933 un máximo de 345/minuto.

El cometa 21P/Giacobini-Zinner tiene un periodo de traslación de 6 años y 3 meses (6,24 años), dado que la nube de meteoroides se traslada en la misma órbita que el cometa, pero tras él, el periodo de la nube es algo mayor, siendo de 6,7 años (6 años y y 8,5 meses aproximadamente) es cuando se observa el máximo de lluvia de estrellas, que generalmente es de muy corta duración (en minutos).

 

Lluvia de Estrellas: Las Dracónidas en 2011

Para este 2013

 

El radiante para esta lluvia de estrellas casi coincide con la cabeza de la constelación de Draco el Dragón en el cielo del norte y es por ello que las Dracónidas se observarán mejor desde el hemisferio norte. La lluvia de estrellas de las Dracónidas es especialmente excéntrica, ya que su punto radiante se encuentra en lo más alto del cielo al caer la noche, a diferencia de la mayoría de las lluvias de estrellas que se observan mejor pasando la media noche. Es importante resaltar el hecho de que, históricamente, este no es uno de los “shows” más espectaculares, ya que el número de meteoros por hora es bastante bajo. No obstante, a veces el Dragón “despierta” y nos da agradables sorpresas, arrojando cientos y hasta miles de meteoros por hora. La luz de una delgada Luna Creciente no va a interferir mucho con las Dracónidas este año. La mejor noche para observar esta lluvia será al anochecer el 7 de octubre – aunque será visible el 8 de octubre también.

 

¡NO TE LA VAYAS A PERDER!

También te podría gustar...