30 años de la muerte de Luis Buñuel

Irreverente, subversivo o transgresor son algunos de los calificativos marca de la casa de este genio al que Alfred Hitchcock consideraba el mejor cineasta de todos los tiempos. Luis Buñuel Portolés, proyectó en sus películas sus obsesiones más profundas, que vinieron a ser el azote de la burguesía y la Iglesia católica, dos mundos que conocía de cerca.

Se le conoce como el padre del surrealismo cinematográfico y es considerado por muchos como “el gran cineasta español”. Vivió en México, considerado por el, su segunda patria, donde el maestro de la provocación murió en 1983, hace ya 30 años.

Buñuel, que nació el 22 de febrero de 1900 en el pueblo aragonés de Calanda, estudió en un férreo colegio jesuita de Zaragoza, de donde fue expulsado por borracho. En 1917, gracias a la acomodada situación familiar, se trasladó a la famosa Residencia de Estudiantes de Madrid, donde se hizo buen amigo de Federico García Lorca y Salvador Dalí.

En el Madrid, el joven Buñuel conjugaba su vocación de escritor, hasta que en 1925 se instaló en París. Allí se empapó de las lecturas de Freud y el marqués de Sade y de la corriente surrealista en la capital francesa.

La proyección de Las tres luces (Der müde Tod), de Fritz Lang, marcó un hito en su trayectoria, pues fue entonces cuando decidió que quería ser director de cine. Tras estudiar en una escuela de actores, consiguió trabajar como asistente de Jean Epstein se embarcó en la dirección de su primera película, Un chien andalou, (El perro andaluz) con la colaboración de Dalí.

Fue terminada en 15 días de rodaje con los actores Simone Mareuil y Pierre Batcheff (que como dato curioso, acabaron suicidándose tiempo después) esta historia inconexa explora los mundos del inconsciente y el automatismo a base de imágenes oníricas imposibles y ecos wagnerianos. Se estrenó con gran éxito en París en 1929.

Posterior a esta película dirigió 32 películas entre 1930 y 1977; también tabajó de asistente de producción, productor, supervisor, guionista o bien, de actor en otras 23 películas.

A modo de tributo de cínicos de sínope a este personaje tan importante para el cine surrealista, compartiremos con ustedes algunos de sus trabajos más importantes y controversiales:

Un perro andaluz (Un chien andalou, 1929):

Escrita, dirigida, e interpretada por: Luis Buñuel con la colaboración de Salvador Dalí.
Actores: Simone Mareuil, Pierre Batcheff, Salvador Dalí, Luis Buñuel, Jaume Miravitlles.

Musica: “Preludio de la muerte de Tristán e Isolda”, de Richard Wagner, y tangos arentinos.

Fotografía: Albert Duverger

Viridiana (1961) (Trailer de la película):

Dirección: Luis Buñuel
Guión: Luis Buñuel y Julio Alejandro
Producción: Gustavo Alatriste, Pere Portabella y Ricardo Muñoz Suay
Actores: Silvia Pinal, Francisco Rabal, Fernando Rey, Margarita Lozano, Victoria Zinny, Teresa Rabal
José Calvo, Luis Heredia, Joaquín Roa, José Manuel Martín, Lola Gaos, Juan García Tienda, Sergio Mendizábal, María Isbert, Joaquín Mayol, Palmira Guerra, Milagros Tomás, Alicia J. Barriga.

Musica: Gustavo Pittaluga

Fotografía: José Aguayo (Blanco y negro)

El ángel exterminador (1962)

Dirección: Luis Buñuel
Guión: Luis Buñuel y Luis Alcoriza
Producción: Gustavo Alatriste
Actores: Silvia Pinal, Enrique Rambal, Claudio Brook, José Baviera, Augusto Benedico, Luis Beristáin, Antonio Bravo, Jacqueline Andere.

Musica: Raúl Lavista, sobre temas deLudwig van Beethoven, Frédéric Chopin, Domenico Scarlatti, canto gregoriano y varios “Te Deum”.

Fotografía: Gabriel Figueroa

También te podría gustar...