Sapos invaden Australia para combatir plaga de escarabajos

Este servidor no es muy amante de los sapos, padezco “Bufonofobia”, la fobia a estos anfibios, así que escribir este artículo es un gran esfuerzo para mí.

Y no hubiera querido estar en Australia en 1930 cuando una plaga de escarabajos de caña invadió el país y conquistaron las plantaciones de caña de azúcar. Las autoridades idearon un plan para acabar con estos escarabajos y decidieron llevar al Rhinella marina un sapo de caña que se comería a estos bichos y así menguar la plaga que tenían de escarabajos.

Sapos en Australia

Una invasión de sapos en Australia fue producto de la eliminación de una plaga de escarabajos.

Sapos reproduciéndose por todos lados

Sí. Llevaron 102 sapos de Hawaii en 1935 y los reprodujeron en cautiverio (se me pone la piel chinita) llegando a ser más de 3 mil ejemplares liberados en Cairns y Queensland. Los sapos llegaron al Estado de Nueva Gales del Sur en 1974 y hasta el Territorio Norte en 1984. Lo peor de todo es que estos anfibios se volvieron un 20% más grandes que los reproducidos en cautiverio.

Lo que sí lograron fue exterminar la plaga de escarabajos de caña, además acabaron con especies endémicas de la isla. Se reportó baja población de serpientes y goanas, porque cazaban sapos con un potente veneno que segregan en las glándulas dorsales.

Los sapos llegaron a conquistar la fauna australiana, pero con el tiempo los demás animales supieron cómo atacarlos, así que se pusieron a deshacerse de estos sapos sin ponerse en peligro. Aves de presa que atacaban a estos animales por el vientre, serpientes que desistieron del ataque porque desarrollaron mandíbulas más pequeñas para desistir a alimentarse con ellos.

Ahora los Rhinella marina son de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del planeta, en España se prohibió su introducción y como resultado de aquella invasión de 1930 ahora existen 200 millones de ejemplares en Australia y el principal problema para eliminarlos es la acumulación de cadáveres, ya que nadie quiere comérselos, entonces se está pensando en usarlos como fertilizante o usar su piel como artículos turísticos.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...