Los adultos también padecen déficit de atención con hiperactividad

Es relativamente una enfermedad reciente en adultos, ya que se creía que solo los niños sufrían este trastorno, pero fue hasta el 2008 que el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) fue reconocido como una condición que también afecta a los adultos.

Déficit de atención con hiperactividad en adultos

Desde el 2008 el déficit de atención con hiperactividad se catalogó como una enfermedad de adultos, no exclusiva de niños.

Se caracteriza por una reducida capacidad para sostener la atención, además de poca habilidad para procesar la información debido a las distracciones, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

La organización benéfica británica Addiss y la directora Andrea Billow, se dedican a combatir esta enfermedad y dice que “la psiquiatría de adultos tardó mucho en comprender que los niños con déficit de atención lo llevan hasta la adultez”.

Un paciente de nombre Jonathan Lanham-Cook de 50 años manifestó un gran alivio luego de haberle diagnosticado la enfermedad. Investigaba si su hijo tenía la condición.

Helen Rice también padece el déficit de atención y le dificulta organizarse y realizar sus tareas cotidianas. “La primera vez que tomé un medicamento fue como si me hubieran quitado el ventilador de mi cabeza. Me podía concentrar, seguir escribiendo un correo electrónico, sin intentar hacer malabares con muchas cosas al mismo tiempo”.

Aunque existen varios medicamentos para atacar la enfermedad del déficit de atención con hiperactividad, ninguno ofrece una salida permanente. “Tuve problemas durante años con matrimonios fracasados y un comportamiento caótico. Me costó estudiar y me hacía expulsar en el colegio”, dice Lanham-Cook, que ahora es asesor de salud mental en el consultorio de un médico general. “Es como tener el motor de un Ferrari en el cerebro y los frenos de una bicicleta”, dice.

La mayoría de veces estos casos son diagnosticados en niños entre los seis y 12 años. Tanto padres y hermanos de un niño con déficit de atención con hiperactividad tienen de cuatro a cinco veces más probabilidades de padecer ellos mismos el TDAH. Pueden mejorarse con la edad, pero muchos adultos a quienes se les diagnostica temprano en sus vidas, seguirán experimentando problemas.

Los impactos negativos en adultos puede ser un rendimiento bajo en el trabajo o estudios y tener dificultad en las relaciones en pareja, además de comportarse de forma peligrosa al manejar un carro.

Suele confundirse este trastorno con depresión o desorden bipolar.

Se puede recetar Ritalina para combatir el déficit de atención. También reconocer la condición médica significa un alivio para los pacientes.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...