El planeta más oscuro descubierto por el hombre

Un mundo extraño más negro que el carbón, el planeta más oscuro conocido por el hombre hasta el momento, ha sido descubierto en la galaxia.

El planeta en cuestión es un gigante del tamaño de Júpiter llamado TrES-2b. La nave espacial Kepler de la NASA lo detectó merodeando el sol amarillo conocido como la estrella GSC 03549-02.811 a unos 750 años luz de distancia en la dirección de la constelación de Draco.

Los investigadores descubrieron este gigante de gas, que refleja menos del 1 por ciento de la luz solar que cae sobre ella, por lo que es más oscuro que cualquier planeta o luna visto hasta ahora. [El más extraño de los planetas alienígenas]

“Es ridículo lo oscuro que este planeta es, tanto cómo compararle con cualquier cosa que tengamos en nuestro sistema solar”, El autor principal del estudio, David Kipping, un astrónomo del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, dijo: “Es más oscuro que un bulto negro de carbón. Es extraño cómo este enorme planeta llegó a ser tan absorbente de toda la luz que le llega.”

Mientras que Júpiter tiene nubes en formas lineales blancas y rojas, lo que refleja más de una tercera parte de la luz solar que llega él, TrES-2b aparentemente carece de nubes reflectantes, sobrecalentando su atmósfera a más de 1.800 grados Fahrenheit (980 grados Celsius) por una estrella que se encuentra a sólo 3.1 millones millas (5 millones de kilómetros) de distancia de ella.

“Sin embargo, no es totalmente negro” dijo el co-autor, David Spiegel de la Universidad de Princeton, en un comunicado. “Es tan caliente que emite un débil resplandor rojo, como una brasa ardiente o las bobinas en una estufa eléctrica.”

Los investigadores proponen que los productos químicos que absorben la luz, como el sodio vaporizado y el potacio, o el óxido de titanio gaseoso en la atmósfera del planeta podría ayudar a explicar por qué es tan oscuro. Sin embargo, ninguno de ellos puede explicar por qué el planeta está tan envuelto como lo está.

“Es un misterio en cuanto a lo que está provocando que sea muy oscuro”, dijo Kipping. “Hay una buena probabilidad de que es una sustancia química que ni siquiera conocemos todavía.”

Los astrónomos piensan que TrES-2b está anclado al igual que nuestra Luna, de modo que un lado del planeta siempre se enfrenta a la estrella. Esto llevaría a cambiar de fases a medida que orbita su estrella al igual que nuestra luna cuando crece, mengua, llega a llena o nueva, haciendo que el brillo total varíe segun el tiempo.

“Al combinar la impresionante precisión de Kepler con las observaciones de más de 50 órbitas, detectamos el cambio más pequeño de la historia en el brillo de un exoplaneta – sólo 6 partes por millón”, dijo Kipping. “En otras palabras, Kepler fue capaz de detectar directamente la luz visible procedente del propio planeta.”

Estas extremadamente pequeñas fluctuaciones en la luz demostraron que TrES-2b es muy oscuro. Un mundo más reflexivo habría mostrado variaciones de brillo más grandes a medida de que sus fases cambiaran.

A pesar de TrES-2b es actualmente el más oscuro planeta conocido, mundos similares alrededor de otras estrellas, sin duda esperan descubrimiento, dijeron los investigadores. Por ahora, se refuerza la idea de que nuestro sistema solar no puede ser tan típico como pensamos una vez, con una extraordinaria variedad de mundos potencialmente llenado nuestra galaxia.

“Si Kepler obtiene una extensión de la misión que estamos esperando, sería un gran impulso a este tipo de investigación”, dijo Kipping.

Kipping y Spiegel detallan sus hallazgos en un estudio aceptado para su publicación en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

También te podría gustar...