Leyendas Urbanas de la Web: El caso de la familia Buckley

La familia Buckley había sido trastornada por la trágica muerte del papá, fue destripado de una forma lenta y dolorosa, su esposa se quedó sola con sus dos hijos, John y Susan.

Foto de la mama decapitada Buckley

Los hermanos Buckley asesinaron a su madre cortándole la cabeza con una hacha.

El pueblo en solidaridad con la tragedia de su familia, decidió hacer una celebración de Halloween para animar a los pequeños que meses atrás habían perdido a su padre. Los niños Buckley quisieron ser más realistas y fue ahí cuando sucedió lo inimaginable.

Mientras el papá vivía, Susan ayudaba a su papá a cortar leña, había desarrollado un talento nato en el bregar que su padre la había enseñado con devoción. Por eso la niña de los Buckley sabía cómo utilizar el hacha, misma que usó para decapitar a su madre Elizabeth.

La progenitora se encontraba en la terraza de la parte trasera de su casa leyendo un libro, cuando sigilosamente se acercó Susan y deslizó lentamente el filo del hacha en el cuello de su madre, quien no pudo reaccionar.

Cuando llegó el 31 de octubre y todos los niños sacaron sus maniquís, los Buckley tenían a su madre decapitada en una silla, los vecinos se asombraron y se asustaron al ver lo real que les había quedado el maniquí.

Una de las vecinas que conocía a su madre, quiso felicitarla por el talento que tenían los niños y fue ahí cuando descubrieron lo que habían hecho.

En la parte de atrás, el cuerpo de Elizabeth cubierto de sangre, pensé que se debía a la preparación del supuesto maniquí, así que regresó con los niños y les preguntó dónde estaba su madre. Jhon con una mirada perversa respondió: “Aquí junto a nosotros”.

La mujer gritó y todos se asustaron, corrieron y se encerraron, llamaron a la policía pero cuando llegaron los niños se habían ido con el cuerpo. Días después, Elizabeth estaba al lado de la carretera con el cuerpo a medio comer y la cabeza jamás apareció.

Esta es una macabra historia perteneciente a las Leyendas Urbanas de la Web y que muchos creen.

Aunque la historia no es del todo falsa. Los Buckley si existieron.

Este caso sucedió en 1889, antes de que se celebrara Halloween en Estados Unidos.

La imagen es falsa para exagerar el hecho que sí es verdadero: Jhon y Susan Buckley sí asesinaron a su madre y sí la decapitaron con una hacha.

Dos mujeres que visitaron a la familia descubrieron el suceso y llamaron a la policía, pensaron que algo malo había sucedido y que los niños estaban desprotegidos. Al contarle a Susan, ella respondió tranquilamente que le había cortado el cuello con la hacha, entonces Jhon fue a una habitación y llevó la cabeza: “Aquí está la otra parte”.

Cuando llegó la policía se habían ido y el cuerpo apareció a la orilla de la carretera con el pecho comido y se llegó a sospechar que también habían matado a su padre.

En la familia eran 5 hijos, aparte de los dos ya mencionados, estaban Helen, Emma y Huck, este último murió dos años antes de este evento al caer misteriosamente del tejado y Emma desapareció sin dejar rastro. Helen se casó y tuvo una vida en otra parte.

Al final dejamos la fotografía original y que se usó para los letreros de “Se busca” de los niños, pero fue retocada para sorprender en el Internet. Los dos hermanos Buckley jamás aparecieron y la historia sí es real, la foto no.

Foto real de la familia Buckley

Esta es la imagen real de la familia Buckley y que fue usada para los letreros de “Se busca” de los dos hermanos.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...