Leyendas Urbanas de la Web – Mickey Mouse el Ratón Suicida

Esta es la historia de un video de Walt Disney realizado en los años 30 que mostraba al ratón más famoso de todo el mundo de una forma tenebrosa nunca antes vista.

Cualquiera de ustedes recuerda las caricaturas de Mickey Mouse de los años 1930. Las que se acaba de poner en duda hace unos años. Bueno, se ha oído que hay un episodio que era inédito. Según las fuentes, no es nada especial; es un bucle continuo de Mickey caminando por 6 edificios que se prolonga durante dos o tres minutos antes de desvanecerse. A diferencia de las canciones alegres que siempre acompañaban a las caricaturas, la canción en esta no lo era. Sólo se escuchaba un estruendo de un piano por minuto y medio antes de convertirse en un serie de ruidos raros para el resto de la película.

No era el viejo Mickey alegre que hemos llegado a querer tanto, no estaba bailando, ni siquiera sonríe, sólo camina con una expresión facial normal, pero por alguna razón la cabeza inclinada de lado a lado mientras seguía con una mirada triste. Hasta hace un par de años atrás, todo el mundo creía que después de cortar a negro terminaba el video. Pero cuando Leonard Maltin (productor y cinematógrago estadounidense) estaba revisando la caricatura para ser puesta en un “remade” de la serie llamado Mickey Oldie, decidió que no era adecuada para estar en el DVD, aun así quería tener una copia digital por el hecho de que se trataba de una creación original de Walt Disney.

Cuando él tenía una versión digitalizada en su computadora se dio cuenta de algo. La caricatura era de 9 minutos y 4 segundos de duración. Esto fue lo que dijo Maltin: “Después de que se corta a negro, se mantuvo así hasta el sexto minuto, antes de volver a mostrar a Mickey a pie. El sonido era diferente esta vez. Era un murmullo. No era un lenguaje, sino más bien como un grito. Como el ruido se hizo más indistinguible y fuerte en los próximos minutos, el panorama empezó a ponerse raro. La acera empezó a ir en direcciones que parecían imposibles basado en el movimiento del caminado de Mickey. Y la cara triste del ratón se fue curvando lentamente en una sonrisa. En el minuto 7, el murmullo se convirtió en un grito espeluznante (la especie de grito doloroso escuchar) y la imagen estaba más oscura. Luego, la cara de Mickey comenzó a desmoronarse. sus ojos eran blancos y estaban en la parte inferior de la barbilla como dos canicas en una pecera, y su sonrisa estaba apuntando hacia arriba en el lado izquierdo de su cara. Los edificios se convirtieron en escombros flotando en el aire y la acera navegaba en direcciones deformadas”.

Maltin quedó perturbado y salió de la habitación, envío a un empleado para que terminara de ver el video, tomara notas de todo lo que ocurriera hasta el último segundo y después almacenara inmediatamente el disco de los dibujos animados en la bóveda. Los gritos distorsionados duraron hasta los 8 minutos, y luego se corta abruptamente a la cara de Mickey Mouse en los créditos del final. Esto ocurrió durante unos 30 segundos. Un guardia de seguridad que trabajaba en el lugar estaba haciendo rondas fuera de la habitación, y, al terminar la última imagen del video, el empleado salió a tropezones con la piel pálida diciendo: “El sufrimiento real aún no es conocido”. Lo repitió 7 veces antes de tomar rápidamente la pistola del guardia y suicidarse.

Leonard Maltin refiere que el último cuadro era un texto ruso que dice más o menos “las vistas del infierno traerán a los espectadores de nuevo”.

A continuación les dejamos el video, para que ustedes juzguen. Advertimos que hay sonidos fuertes que pueden resultar perturbadores, también les aseguramos que no les aparecerá un rostro tonto que los asuste a medio video, no somos de ese tipo.

El Perro

Escritor de tiempo completo en Cínicos. Obsesionado con la vida en otro planeta, conspiranoia, el mundo paranormal, los descubrimientos científicos, las civilizaciones antiguas, misterios inexplicables, videojuegos, series de televisión, películas y mucha música. Únete a nuestras redes ;)

También te podría gustar...